Reseña #65 // Hombres sin Mujeres

Hace mucho tiempo que tenía ganas de probar algo que proviniera de la pluma oriental. Creo que como lectora que pasa de categorías literarias sin mucho problema, es todo un desafío leer literatura que no corresponda con mi tradición o básicamente, no sea de lo “común” en mi entorno. Simplemente quería intentar con algo fuera del “montón”.

Haruki Murakami es japonés, escritor y además es traductor, reconocido mundialmente desde 1979. En Argentina llegaron sus libros bajo el sello editorial Tusquets que si investigan un poco su web, no solo se darán cuenta que es un sello que pertenece a Planeta, sino que se encontrarán con que todos los ejemplares que se editan bajo dicha firma tiene las mismas características físicas.

La primera vez que tuve contacto con su literatura fue cuando estaba navegando por la página web de Temátika y me encontré con un libro que en su portada había lápices de colores. Parece tonto y banal pero eso me llamó mucho la atención. No sé si por los colores o por qué otra razón, pero quedó mucho tiempo en mi cabeza. En su momento no compré dicho libro, que se llama Años de Peregrinación del Chico Sin Color. Espero poder hacerlo con el correr del tiempo. Sin embargo arranqué a conocerlo en profundidad con el libro que les traigo hoy: Hombres Sin Mujeres. El mismo día que compré este ejemplar, compré el de Tokio Blues que aún no pude leer, pero les puedo confesar que ambos los adquirí en una librería que está a la vuelta de mi trabajo y pagué los dos a precio de lo que está uno solo en las grandes cadenas de librerías.


Hombres Sin Mujeres es una compilación de siete relatos diferentes, que tienen un punto en común: cómo le afecta a los hombres (los protagonistas) sus relaciones con las mujeres a lo largo del tiempo. Murakami presenta relaciones complicadas, un poco extrañas y tal vez fuera de lo que podemos catalogar de forma inexacta como “relación común y corriente”, en donde los personajes femeninos tienen un peso importante en la vida de cada uno de los protagonistas y donde éstos suelen ser un poco complejos.

Sinopsis de la contraportada
En su obra más reciente, Haruki Murakami ofrece a los lectores siete relatos en torno al aislamiento y la soledad que preceden o siguen a la relación amorosa: hombres que han perdido a una mujer, o cuya relación ha estado marcada por el desencuentro, asisten inermes al regreso de los fantasmas del pasado, viven el enamoramiento como una enfermedad letal, son incapaces de establecer una comunicación plena con la pareja, o ven extrañamente interrumpida su historia de amor. Otros experimentan atormentados amores no correspondidos o, incluso, como en el relato protagonizado por una metamorfosis kafkiana, desconocen todavía los mecanismos del afecto y del sexo. Sin embargo, las verdaderas protagonistas de estos relatos ¿llenos de guiños a los Beatles, el jazz, Kafka, Las mil y una noches o, en el caso del título, Hemingway?, son ellas, las mujeres, que, misteriosas, irrumpen en la vida de los hombres para desaparecer, dejando una huella imborrable en la vida de aquellos que las han amado, o de los que, al menos, intentaron amarlas.


Los relatos tocan tópicos como el engaño, la amistad, la doble moral, la conformidad, el paso del tiempo y el sexo. La traducción se me hizo muy ágil de leer a pesar de tener nombres en otro idioma y las referencias que -gracias a Merlín- están aclaradas con una nota al pie de página. No quiero detenerme en cada relato porque perdería su gracia el que yo les cuente aquellos detalles que me importaron y que hacen la historia, eso lo tienen que ir descubriendo de a poco. El amor y la soledad son los condimentos más fuertes de estos relatos,

Obviamente que la conformación de este libro se compone de personajes a los que llegas a querer, otros a los que llegas a detestar y algunos que no logras a comprender del todo. Esta variedad creo que es un factor que enriquece la lectura y la no-conexión entre las historias, que hace que no tengas que estar atado al ejemplar. Tampoco se llega a establecer un gran vínculo entre el lector y los personajes, lo que permite que se de una lectura objetiva y abarques más que el simple acto pasional de leer.

Por ser la primera lectura que hago de un texto de Murakami, les confieso que me gustó, pero no me deslumbró ni me maravilló. La narración del ejemplar me pareció sencilla y el tópico bastante llamativo, aunque lo hubiese preferido más oscuro y dramático de lo que en realidad es. Tengo muchas ganas de seguir con Tokio Blues y el con el resto de su trabajo, ya que tengo ganas de empezar a seguir a un autor, y Murakami podría ser el primero. Pero antes tengo que terminar King’s Cage de Victoria Aveyard, así les traigo pronto la reseña. No me falta mucho para terminarlo :) 

La puntuación de Hombres sin Mujeres es de: 



¿Ustedes leyeron este libro? ¿O leyeron otra cosa de Murakami para que me recomienden?
¿Alguno de ustedes va hoy al Concierto de Harry Potter y la Piedra Filosofal?
¡Buen finde!

No hay comentarios:

Publicar un comentario