King's Cage

miércoles, 30 de agosto de 2017


La tercera entrega literaria de Victoria Aveyard se llama King’s Cage (La jaula del rey). Fue publicada en febrero de este mismo año (2017) en inglés. En algunos países de latinoamérica y en España, ya se puede conseguir este ejemplar en español. Es muy probable que esta versión traducida llegue al mercado argentino entre los meses de septiembre y octubre.

ADVERTENCIA: Esta reseña puede contener algunos spoilers si no saben cómo es el final de La espada de cristal.

King’s Cage basa sus pilares narrativos mediante tres personajes femeninos muy diferentes entre sí: Mare, Cameron y Evangeline. Estas tres jóvenes, no solo poseen poderes extraordinarios, sino que sus personalidades fuertes hacen que la historia narrada tenga todas las fichas positivas para ser una muy buena vuelta de la pluma de Aveyard, después de la decepción que trajo el segundo volúmen de la saga.

En primera instancia tenemos la narración desde la perspectiva de la señorita Barrow. Por casi tres tercios de la historia, nuestra lightning girl va contando cómo es su día a día siendo prisionera de Maven. El estar encerrada entre cuatro paredes va a ser un proceso largo, tortuoso y difícil. Cuando la esperanza de una seuda-libertad aparece, la situación aparenta cambiar. Sin embargo, el juego mental de Maven hará que Mare tenga que tomar decisiones que hará preocupar a la guardia escarlata y a sus seres queridos.

Paralelamente a la narración de Mare, encontramos la narración de Cameron, una de las primeras new blood que fue encontrada por la guardia. Así como Barrow nos da la perspectiva de la historia del lado enemigo, Cameron se encargará de narrar desde el lado de la guardia escarlata. Gracias a ella sabremos qué pasa con Cale, Kilorn, Farley, El Coronel y el resto de los miembros. Por último, casi llegando al final de este libro, se agrega la perspectiva de Evangeline. La misma sorprende bastante y nos alimenta de información desconocida hasta el momento.















Cada vez se hace más difícil vivir en un mundo en donde Maven es el rey. La guardia escarlata corre contra reloj en todo momento y la lucha de poder se va dando de acuerdo a las jugadas estratégicas de ambas partes. El amor se ve relegado como un condimento más en la historia, donde lo que realmente importa es sobrevivir.

Reitero que el ritmo utilizado para desarrollar una misma trama desde diferentes puntos de vista no es una tarea sencilla, por eso quiero destacar esto de la escritora, porque se nota una mejoría en su redacción y le da otro color a la narración de los lectores.

A pesar de que el primer libro de esta saga es excelente y el segundo es bastante malo, esta tercera parte aumentó mucho la calidad e incentivó al lector a querer continuar esta distopía que se destaca por ser diferente a lo que venimos acostumbrados a leer de forma masiva.

El cuarto y último libro de la saga de La reina roja saldrá en su idioma oficial en febrero del 2018.


¿Habrá películas? ¿Serie televisiva? ¿Netflix?  Habrá que esperar.

Puntuación 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.